¡ESAS MARAVILLOSAS OLAS!

Inaguramos sección de Mzié C, gran escritor, surfista y mejor amigo.
Foto via: thedayafteryoudie


Dos semillas de palmera caen de sus respectivos troncos, con mares de por medio.
Dos corrientes diferentes los empujan hasta una sola orilla de una isla deshabitada. Cuando los dos cocos tocan tierra firme de arena dulce, hacen raíz hasta absorber los primeros tragos de agua salobre. Suficiente para nacer y lanzar sus primeras hojas. Dos grandes hojas que crecen parejas buscando el sol, apoyándose la una en la otra. Dos hojas en forma de palma, negras maorí. Cuanto más crecen, más evidente son las diferencias.
Una talla y dos variedades. Dos islas, dos pelajes.
Palmera morena, tostada y trenzada. La otra es panocha, casi septentrional. Pero las dos han decidido nacer y crecer juntas, de cara al desierto océano que atravesaron para decidirse a nacer en esta playa.

¿Y qué es lo que amáis formidables palmeras? Amamos las olas... las olas que rompen. Allí, allí... ¡¡ esas maravillosas olas!!.

3 comentarios:

Juan dijo...

Siento la brisa de un nuevo mundo y la emoción del renacer, hambre de "arena dulce" y sed... sed de "olas maravillosas"!

Qué vida efímera esta.

Un mago de la tinta, mi primo Carlinhos.

Paul dijo...

eso es arrastrados por las corrientes y sembrar!! joder vien dicho Cahrly, a qué playa llegaremos esta primavera-verano, qué ganas de olas !!

Hanuka dijo...

Paulaner, escribir Bién con V no está Vien, digo... Bién